Una ilustración de dos manos, una azul marino, la otra naranja quemada, levantando un símbolo de hoja verde.

Hasta donde podemos recordar, Herman Miller ha respaldado las iniciativas de trabajo voluntario que abarcan desde limpieza de carreteras y ríos, hasta programas de tutoría para jóvenes y proyectos de construcción de hogares. Otorgamos a cada uno de nuestros empleados 16 horas remuneradas por año para trabajar con las organizaciones de caridad que elijan. Realizamos el seguimiento de nuestros esfuerzos anualmente, y en mayo de 2016 superamos nuestro objetivo de tres años de 60.000 horas de trabajo voluntario por parte de los empleados.