Todos merecen una buena silla que brinde soporte

Cuando desarrollaron la silla Equa original, lanzada en 1984, los diseñadores Bill Stumpf y Don Chadwick analizaron muchas de las opciones de sillería disponibles. "Descubrimos que la sillería para oficinas se estaba volviendo más especializada en función del modo en que las personas se sientan en las sillas y el tipo de tareas que realizan", dijo Don. "Queríamos lograr lo opuesto; creemos que una silla tiene que permitir que las personas se muevan, realicen diversas tareas y se sienten en diferentes posiciones a lo largo del día".

La familia de asientos Equa 2: silla de oficina gris, taburete gris y silla lateral con base de trineo gris, todos con asiento tapizado y respaldo.

Los diseñadores también reconocieron un mayor interés en las sillas mecánicas y ajustables. "Pensamos que una silla debía reaccionar frente a los movimientos del usuario e interactuar con él y que, además, debía hacerlo automáticamente, sin que la persona tuviese que manipular un mando de botones y perillas", agregó Don.

Varios de los valores y las ideas  más personales de los diseñadores contribuyeron al diseño de la silla Equa original, y se preservaron en la silla Equa 2.

Vista cercana de una silla lateral gris Equa 2 con base de trineo, que muestra el asiento y la parte posterior contorneada.

Ambos diseñadores creían que todas las personas, independientemente de su tamaño, forma o estado, se merecían una silla con un buen soporte ergonómico. Prefirieron los diseños simples tanto en estructura como en funcionamiento.

Creían que la estructura de una silla debía ser lógica, y los materiales adecuados. Finalmente, ambos disfrutaron de lo que denominaron "diseñar por analogías". Buscaron diseños conocidos o cosas que apreciaban, como esquíes, juguetes, tocadiscos, bicicletas y una amplia variedad de objetos diferentes, y determinaron cuáles eran las cualidades que los hacían especiales. Luego, incorporaron esas cualidades a sus diseños.

La clave a este diseño "equitativo" es la carcasa de una sola pieza. Comenzó su evolución en 1979, cuando su primera iteración reveló que con la utilización de un recorte con forma de H, el asiento y el respaldo podían actuar independientemente. Varias de las carcasas fueron moldeadas a mano hasta desarrollar una forma de carcasa cómoda. Posteriormente, fue necesario encontrar los materiales y el proceso de fabricación adecuados. Una resina de poliéster reforzada con fibra de vidrio dio forma al asiento de una pieza, y el respaldo con termoplástico moldeado produjo una carcasa visualmente agradable, fuerte, flexible y eficaz.

La silla Equa 2 es una evolución de la Equa original y se diseñó para adaptarse a la naturaleza actual del trabajo y la fuerza laboral. Mediante datos antropométricos, se desarrollaron tres tamaños de silla con idénticas proporciones para ajustarse a los tres rangos más amplios de tamaños y formas que caracterizan a la población laboral más diversa actualmente.

Vista frontal de una silla de oficina Equa 2 blanca, que muestra un asiento contorneado con borde de cascada y reposabrazos blandos.

"Todo se trataba de liberar el cuerpo, de diseñar lejos de las restricciones".

Acerca de Bill Stumpf y Don Chadwick

Diseñadores de productos Bill Stumpf y Don Chadwick