divider

¿Qué beneficios le ofrece?

Silla Aside

Historia del producto

Aside es una silla simple que posee las cualidades de una silla de trabajo; ofrece un lugar cómodo para sentarse, ya sea por segundos u horas. Con su almohadillado grueso y sus contornos saludables, proporciona un soporte único, agradable para el cuerpo y para la vista. Disponible con ruedas giratorias o rieles, Aside es ideal para una gran variedad de espacios, desde espacios multipropósito hasta estaciones de trabajo individuales. Y su contenido es reciclable en un 85 %.

Apariencia y comodidad

El respaldo generosamente acolchado con forma de pétalo de la silla Aside le proporciona una apariencia distintiva y atractiva. Sin embargo, Aside es más que eso. La curva hacia adentro que tiene el respaldo brinda apoyo lumbar, y su asiento redondeado elimina la presión de los muslos y favorece la circulación sanguínea, lo que hace que esta silla sea tan confortable como luce, aunque la persona esté sentada en ella por un período de tiempo prolongado.

Borde frontal del asiento se inclina con gracia, añadiendo a el atractivo visual de la silla, lo que reduce la presión en los muslos, y fomentar la buena circulación de la sangre. El arco de las patas traseras de la silla le da un perfil dramático, pero también protege el asiento trasero de daños cuando la silla es empujado contra una pared.

Silla Aside

Versatilidad

Disponible con ruedas giratorias o rieles, Aside funciona bien como sillería para invitados en un área de recepción o en un espacio individual. Es igualmente eficaz como sillería para retirar y mover en salas de conferencia, áreas de capacitación y espacios de colaboración.

Silla Aside

Combinaciones

Una gran variedad de opciones de colores y materiales hacen que Aside pueda adaptarse a cualquier espacio. Luce bien con sillas de trabajo de Herman Miller y de otros proveedores.

Historia del diseño

Nadie espera que una silla simple sea cómoda y, a su vez, brinde un buen apoyo. La gente no se sienta en ellas todo el día, por eso, ¿por qué molestarse? No obstante, decidimos ocuparnos del asunto. Le pedimos al diseñador Mark Goetz que creara una silla simple que desafiara nuestras ideas preconcebidas. Él demostró que realmente es posible crear una silla simple lujosa, atractiva, duradera y que brinde soporte al usuario, que sea tan buena como su apariencia y con un precio más bajo que el de la mayoría de los modelos de la competencia.

Goetz razonó que todas las personas que se encuentran en estaciones de trabajo, reuniones, espacios de colaboración y áreas de recepción merecen un asiento cómodo, sin importar si permanecen allí segundos u horas. Por eso, buscó un contorno con apoyo, un respaldo alto y amplio, y un almohadillado doblemente grueso. Juntó todo en una silla de gran elegancia que hace que la gente se dé vuelta para mirarla.

divider