A medida que Herman Miller continúa con su “Viaje hacia la sustentabilidad”, diseñar nuestros productos considerando su impacto medioambiental sigue siendo una estrategia corporativa central. Nuestro énfasis en la durabilidad del producto, la innovación y la calidad demuestran que nuestra empresa ha diseñado eficazmente para el medio ambiente durante décadas. (Como prueba, basta considerar los diferentes productos clásicos fabricados por Herman Miller en la década de 1950 que todavía están en uso).

Nuestro enfoque actual es mantener nuestros estándares elevados a la vez que incorporamos cada vez más materias sustentables para el medio ambiente, características y procesos de fabricación en nuevos diseños de productos. Nuestro equipo de Diseño para el medio ambiente (DfE), que es responsable de desarrollar estándares de diseño sensibles al medio ambiente para productos Herman Miller nuevos y existentes, ha iniciado un protocolo para guiar este esfuerzo. Una de nuestras reglas de diseño es la durabilidad. Diseñamos para el uso repetido, la reparación, el mantenimiento y el nuevo montaje mediante piezas estándar, siempre que sea posible.

El protocolo DfE de Herman Miller va más allá del cumplimiento reglamentario para evaluar exhaustivamente los nuevos diseños de productos en cuatro áreas clave:

  • Componentes químicos y seguridad de los insumos—¿qué químicos se encuentran en los materiales que especificamos? ¿Son las alternativas más seguras disponibles?
  • Desmontaje—¿podemos separar productos al final de su vida útil para reciclar sus materiales?
  • Reciclabilidad—los materiales, ¿son de material reciclado? Y, lo que es más importante, ¿pueden reciclarse al final de la vida útil del producto?
  • Análisis del ciclo de vida—¿hemos optimizado el producto según el ciclo completo de vida útil?

Nuestro compromiso con el diseño para el medio ambiente va mucho más allá de un producto simbólico único para incorporar un enfoque completo e integral. Todos los productos futuros de Herman Miller serán evaluados con los rigores de nuestro protocolo DfE. Durante el nuevo proceso de diseño, el equipo de DfE se reúne con los diseñadores y los ingenieros para revisar los componentes químicos, el desmontaje y la reciclabilidad así como el embalaje de envío y la generación potencial de residuos.

Nos aseguramos de observar detalladamente estos y todos los temas relacionados y realizamos, además, rigurosas pruebas de durabilidad, ya que nuestro objetivo es garantizar que todos los nuevos productos de Herman Miller lo ayuden a crear increíbles entornos de trabajo, que respeten y protejan nuestro ambiente natural.