Posea un verdadero icono del diseño moderno

Como todo lo clásico, la tumbona y descansapies Eames mejoran con la edad, en parte gracias a la manera en la que han sido fabricados. Desde las innovadoras piezas que sujetan los almohadones al armazón sin estropear la apariencia de la madera, hasta el hecho de que cada pieza sigue ensamblándose manualmente, la combinación del trabajo manual y la fabricación industrial se plasma en piezas que son genuinamente auténticas.

Sillón de cuero blanco Eames y otomana con una carcasa de chapa de fresno blanco, vista desde un ángulo de 45 grados.
Vista en ángulo de un cuero negro Eames Lounge Chair y otomano con un caparazón negro, colocado cerca de una pared de vidrio.

Una forma universalmente reconocida

La tumbona y descansapies Eames tiene sus orígenes en las investigaciones realizadas por Charles y Ray sobre la madera laminada moldeada y en su deseo de mejorar a partir de un elemento familiar en muchas salas de casa, el chaise lounge. Citando la silla de los clubes ingleses como su fuente de inspiración, Charles dijo que buscaba diseñar una versión moderna de dicha silla, una que tuviera "el cálido y acogedor aspecto de un guante de béisbol bien usado". Casi de inmediato, el diseño se convirtió en un icono del diseño Americano. Hoy en día, estas piezas no solamente se encuentran en museos, sino que también continúan brindando confort y estilo a interiores en todas partes del mundo. El conjunto, cuya forma se reconoce universalmente, se puede adquirir en una variedad de chapas de madera, y en varias opciones de tapicería que incluyen una variedad de pieles o mohair, y dos tamaños diferentes. Sin importar la selección que usted haga, puede estar seguro de que la calidad y la autenticidad de este diseño son únicas.

Mano de obra sin igual

Tanto la silla como el descansapies se ensamblan con gran atención al detalle. La carcasa son 7 chapas de madera. Los cojines se tapizan individualmente y son reemplazables. Los soportes para la espalda, tanto en la silla como en el descansapies, son de aluminio. La base de la silla cuenta con un mecanismo de manivela incorporado. Los soportes amortiguadores son de resistente caucho natural. Los rieles de acero inoxidable son ajustables.

Primer plano de la carcasa de chapa de 7 capas en un sillón Eames.

Opciones adicionales

La tumbona y descansapies Eames son tan reconocidos que su configuración es una marca registrada. Esa forma y los materiales utilizados para crearlo son parte integral de la experiencia que brinda este conjunto. En la actualidad, la tumbona y descansapies Eames está disponibles en dos tamaños, una variedad de enchapados y opciones de tapicería o mohair supreme, un suntuoso tejido 100 % mohair. Se garantiza el mismo alto nivel de calidad y mano de obra, independientemente de las opciones que elija.

Vista de perfil de un cuero negro Eames Lounge Chair con una carcasa negra.
Vista de perfil de un sillón de cuero blanco Eames con una capa de chapa de fresno blanco.

Blanco y negro

Para brindar más opciones para complementar una gama de interiores, la tumbona y descansapies Eames se ofrecen en enchapados color ébano o ceniza. La versión ébano está disponible en piel negra MCL o uno de varios colores mohair. Los cojines color ceniza están tapizados en una gama de opciones de piel MCL o uno de varios colores mohair supreme. Los componentes metálicos de la silla de fresno blanco han sido terminados con un acabado blanco que resalta los acentos del aluminio pulido en la base.

Primer plano de la tapicería de cuero negro en un sillón Eames.

Elija piel con clasificación de contratista o nuestra piel MCL, el cual posee un sorprendente equilibrio entre suavidad, durabilidad e inalterabilidad del color. La piel MCL es de primera calidad teñida con al 100 % con semianilina. Las variaciones de color y las marcas de la superficie son características inherentes de este material, que adquirirá arrugas y pliegues, y desarrollará una pátina rica con el paso del tiempo.

Tres tumbonas Eames, cada una con un acabado de chapa de madera diferente, vistas desde la parte trasera.

Se le puede aplicar un acabado aceitoso en las chapas de nogal y santos palisander. Este acabado aceitado es lo más cercano al acabado de palo de rosa utilizado originalmente, y deberá dársele mantenimiento periódico aceitándola manualmente. También puede elegir la estructura estándar de alto rendimiento en madera laminada laqueada en cualquiera de sus cuatro chapas de madera. El acabado laqueado no requiere más que una simple limpieza para quitarle el polvo.

Comodidad y respaldo lujosos

La comodidad y el soporte que brindan la tumbona y descansapies Eames ayudan a explicar su perdurable popularidad. Esto es posible gracias a la combinación dinámica de las técnicas del trabajo artesanal a mano y la producción en serie.

Primer plano de la tapicería de cuero blanco en un sillón Eames.

Los almohadones no se aplastan ni se apelmazan con el paso del tiempo. Tal como Charles Eames los describió, "los almohadones de piel ya tienen arrugas, pero esto es la clave de la comodidad futura, como la apariencia cálida y agradable del guante de béisbol bien usado". Cada pieza de piel utilizada en los almohadones posee variaciones que son un aspecto natural del piel y cada una envejecerá mostrando su personalidad única.

Sillón de cuero y otomana Eames de cuero negro con una carcasa de chapa de madera, vista desde un ángulo de 45 grados.

El asiento está permanentemente inclinado para liberar el peso de la zona lumbar y distribuirlo correctamente en el respaldo de la silla. El almohadón inferior soporta la región lumbar para que usted se sienta relajado. El ángulo soporta el tórax de manera que pueda sentirse cómodo cuando lee, mira una película o conversa.

Otomana de cuero negro Eames con una carcasa de chapa de madera, vista desde el lateral.

El descansapies también proporciona un beneficio saludable. La mayoría de nosotros está sentado o parado todo el día, de manera que la sangre se acumula en las extremidades inferiores. Apoyar los pies en el descansapies ayuda a restaurar la circulación sanguínea normal.