Diseño de Charles y Ray Eames

Sillas de fibra de vidrio moldeada Eames

Versión de cuatro patas de una silla de comedor azul de fibra de vidrio moldeada Eames, vista desde un ángulo de 45 grados.

Perdurable, funcional, hermosa: lo que la convierte en un clásico

Tres sillas de fibra de vidrio moldeada Eames: silla lateral verde, sillón azul y silla lateral tapizada amarilla.

Sillas de fibra de vidrio moldeada Eames

Una fibra de vidrio más fina

Gracias a un nuevo proceso patentado para la producción de fibra de vidrio, Herman Miller una vez más puede producir la silla de fibra de vidrio moldeada Eames original de 1950, realizada de manera segura a través de un proceso menos volátil, libre de monómeros de "sujeción en seco". Al igual que en las sillas simples Eames Shell originales, el acabado en fibra de vidrio tiene la misma variación de la superficie deseada y el estriado revelador de la fibra de vidrio que atrajo a los apasionados coleccionistas vintage durante décadas.

Están disponibles en formatos de butaca y silla simple en diversos colores de archivo, y con una opción de caños delgados, patas espigadas, apilables y bases con 4 patas. La estructura de las butacas y de las sillas simples puede tapizarse por completo con diversos géneros; las sillas simples están disponibles con un asiento acolchado tapizado. Todas las sillas pueden reciclarse a través del programa de devolución "Take Back" de Herman Miller. El proceso de fabricación de las Sillas Fiberglass y la naturaleza de la fibra de vidrio implican que cada silla es única y puede mostrar ciertas características como: pequeñas cavidades en la superficie, pequeños puntos de color más claro u oscuro, o sombras circulares tenues donde se conecta con la base.

Para cada necesidad

Charles Eames dijo genialmente: “El rol del diseñador es el de un muy buen anfitrión que cuidadosamente se anticipa a las necesidades de sus huéspedes”. Con las sillas Shell de plástico moldeado, fibra de vidrio y madera, así como con la silla con alambre, los Eames han creado una respuesta universal a lo que todos desean de una silla: una forma simple, elegante que se adapte a cualquier cuerpo y a cualquier lugar.

Un póster que muestra fotos de varios muebles modernos de mediados de siglo.
Ray y Charles Eames, diseñadores del taburete de madera moldeada Eames.

De muchas maneras

Creada a partir de las primeras investigaciones realizadas por Charles y Eero Saarinen sobre madera laminada moldeada en la Cranbrook Academy en 1939, y posteriormente desarrollada por Ray en el estudio Eames en Venice, California, la silla moldeada es un ejemplo del proceso repetitivo de Eames y su deseo de hacer “el mejor producto, para la mayoría de las personas, por el menor precio posible”. Con cada nueva forma, acabado y configuración, los Eames siguieron ampliando los límites de lo que una silla Shell podía llegar a ser: luego de experimentar con un laminado de forma simple y metal estampado, pasaron a la fibra de vidrio y experimentaron con el alambre curvado; cuando la producción de fibra de vidrio demostró ser nociva para el medio ambiente, la decisión fue cambiar la fabricación a un plástico más seguro; y ahora, con los avances en la composición de fibra de vidrio segura y las tecnologías de chapa de madera dinámicas, la evolución continúa con las sillas de fibra de vidrio y madera moldeadas.

Para todos

La silla Shell Eames se diseñó conforme al principio de adaptabilidad, para ofrecer innumerables configuraciones que sirvieran a una gran variedad de aplicaciones y entornos. Es lo que hace que la silla sea una pieza clásica valiosa en las colecciones de museos, así como en las salas de estar, lavanderías, vestíbulos y cafés. Es lo que hace que sea un gran mueble para comprar a los veinte años y que sigue siendo valioso y relevante para entregar a sus hijos 20 años más tarde. Una diversa selección de opciones de estructura, base, color y acabado que le permiten crear su silla perfecta. Al igual que cada persona, cada silla tiene una historia.

Imágenes históricas de ocho sillas diseñadas por Charles y Ray Eames.

El rol del diseñador es el de un muy buen anfitrión que, atentamente, se anticipa a las necesidades de sus huéspedes.

Más sobre Charles y Ray Eames

Diseñadores de producto Ray y Charles Eames