Productos de Mark Goetz

“Mark Goetz quiere que la gente se sienta a gusto con su trabajo, que sientan que cada pieza fue diseñada especialmente para ellos”.

Mark Goetz sabe que la gente se siente cercana a sus muebles. Por ende, su objetivo es diseñar muebles que se adapten a la vida de las personas y también al cuerpo humano.

“Quiero que sientan mis diseños como suyos, tal y como sus objetos favoritos en casa”, dice Mark. “No solo quiero diseñar piezas que se respeten, quiero diseñar objetos que sean amados”.

Mark comenzó a diseñar objetos encantadores cuando era estudiante en el Pratt Institute en Brooklyn. Durante sus años en Pratt, se sintió impresionado al escuchar las charlas de George Nelson y después a Isamu Noguchi. También conoció a Ray Eames, quien participó en una revisión de su trabajo. “Llegar a conocer a estos maestros del diseño en persona, me llenó de emoción mirando al futuro”, recuerda Mark. “Esta experiencia también me enseñó que la humildad es esencial para una vida de aprendizaje”.

Después de su graduación, Mark fue contratado por un sinnúmero de respetadas firmas de diseño en Nueva York, con quienes trabajó en una variedad de proyectos, incluyendo productos de consumo y exhibiciones para el “American Museum of Natural History”. A la edad de 24 años emprendió su propia firma de diseño. Si bien disfrutaba creando productos infantiles para Marimekko, bolsas para Le Sportsac y cristalería para Steuben, su verdadera pasión siempre habían sido los muebles.

A lo largo de su carrera, Mark diseñó un escritorio utilizado por un expresidente de los Estados Unidos, sillas lounge para entrevistas en el programa “Today” de la NBC, y la sillería para el Departamento del Tesoro de los EE. UU. en Washington D.C.

Además de eso, Mark volvió a Pratt, esta vez como profesor, donde enseñó Diseño a los estudiantes pre universitarios y Estudio del mobiliarios en posgrado, durante 20 años. También ha dado muchas charlas en todo el territorio de EE. UU. y en el extranjero.

Sus contribuciones a la Colección Herman Miller incluyen el sofá Goetz, que fue diseñado para ser elegantemente independiente, o bien, complementando magníficamente algún hogar clásico y productos de oficina que definen el diseño del siglo 20. “Si estuviera de nuevo sentado en una habitación con Nelson, Noguchi o Eames, seguiría escuchando en lugar de hablar”, dice Mark. “Mi experiencia favorita es cuando aprendo. Al diseñar el sofá, me puse en ese rol, traté de comprender las cualidades de la Colección que hacen que sea tan maravillosa. Quería crear algo que respetuosamente le agregara valor”.

Entre las contribuciones más recientes a la Colección se incluyen la silla Full Twist y la silla Taper, ambas diseñadas por Mark para Geiger, una Compañía de Herman Miller. Esta última obtuvo el Premio lo Mejor de NeoCon Gold de la revista Contract en la categoría de sillas ergonómicas en 2017.

Si bien los productos que Mark ha diseñado demuestran su versatilidad como diseñador, todos comparten temas similares. “Trato de darles a mis piezas una expresión reservada y sutil, por lo que son adecuadas en una variedad de ambientes” dice, “pero también procuro darles formas interesantes a las que la gente realmente responde, formas originales e inspiradoras”.

Sobre todo, agrega “quería que la gente se sintiera a gusto con mi trabajo, que sientan que lo creé especialmente para ellos”.

Oficina/Estudio

TZ Design
Brooklyn, Nueva York