Productos de Marcel Wanders

Una silla galardonada compuesta por nudos y un candelabro denominado Happy Hour son solo dos de las creaciones más icónicas, y divertidas, que surgieron de la mente fértil del diseñador holandés Marcel Wanders.

No es que no se tome el diseño como algo serio, es que lo que menos quiere en la vida es ser aburrido. "Hay suficientes cosas aburridas en la vida tal como está", dice. "Estoy interesado en diseñar objetos que entusiasmen a las personas y las hagan sentir vivas".

Wanders se graduó con honores en la School of the Arts Arnhem en 1988. Fue ahí que comenzó a formar su filosofía en el diseño, centrándose más en las personas que en los objetos. "Uno no diseña para la industria, sino para los individuos", dice. Y con eso cruzó las fronteras con un estilo distintivo y original.

Más romántico que renegado, Wanders habla sobre analizar los corazones de las personas para comprender sus necesidades. Quizá su declaración de objetivos lo resume mejor: "Crear un entorno de amor, vivir con pasión y hacer que nuestros sueños más emocionantes se hagan realidad".

"Estoy interesado en diseñar objetos que entusiasmen a las personas y las hagan sentir vivas".

- Marcel Wanders

Al diseñar la silla Troy para Magis, su objetivo fue combinar el diseño moderno con la influencia clásica. "Creo que es un equilibrio increíble entre lo viejo y lo nuevo", dice. "Por supuesto, mi objetivo con la silla no solo es que se vea bien, sino que también sea una experiencia fantástica para la persona que se sienta sobre ella". También lucha por la durabilidad, "crear objetos que las personas conserven para siempre".

Wanders ha enseñado en varias academias de arte en los Países bajos, deseando impartir su filosofía a la siguiente generación de diseñadores. "Muchas personas solo notan el diseño cuando se produce un error", dice. "Deseo inspirar a los diseñadores para crear objetos que las personas amen porque funcionan muy bien".

Cofundador y director artístico de la etiqueta de diseño Moooi, actualmente trabaja con una variedad de clientes internacionales entre los que se incluye Cappellini, Alessi, KLM-Royal Dutch Airlines, Magis, Google, Target y cosméticos M.A.C. Su prolífico conjunto de obras, que van desde accesorios de moda hasta hoteles majestuosos, está representado en museos de todo el mundo, incluidos los Museums of Modern Art en Nueva York y San Francisco, y el Stedelijk Museum en Amsterdam.