Productos de Observatory

Ayako Takase y Cutter Hutton comenzaron su diálogo de diseño cuando eran estudiantes en la Rhode Island School of Design. Cada uno tenía una opinión singular que se hacía evidente en sus respectivos proyectos de diseño. Los diseños de Takase expresaban la riqueza simple de su Japón natal, mientras que los diseños de Hutton expresaban su inteligencia y naturaleza pragmática.

Sus voces comenzaron a armonizarse en el año 2001, el año en que fundaron su estudio. De acuerdo con su filosofía, el buen diseño puede crear una conexión emocional entre el objeto y el individuo. "Gran parte del trabajo analítico se refleja en el diseño", dice Hutton. "Pero también existe un aspecto emocional que solo puede entregarse a través de la intuición y la experiencia. "El proceso es una combinación de lo racional y lo intuitivo".

"Cuando diseño, siempre pienso en las personas que usarán los productos".

- Ayako Takase

Por ejemplo, existían necesidades muy reales detrás del diseño del escritorio Airia de Herman Miller. Los trabajadores en sus hogares necesitaban algo compatible con los muebles del hogar pero receptivo a la tecnología moderna. Takase (que alguna vez trabajó con el diseñador Ayse Birsel en Resolve) y Hutton le dieron una forma elegante, pero también integrada con "funciones determinadas e inteligentes" dijo Takase, como un escritorio de dos niveles y gestión de tecnología. El resultado es una pieza clásica que admite las necesidades contemporáneas.

"El proceso es una combinación de lo racional y lo intuitivo".

- Cutter Hutton

"Cuando diseño, siempre pienso en las personas que usarán los productos", dice Takase. "Me siento responsable de darles lo que desean y necesitan, no necesariamente lo que esperan.

Es esa interacción humana al otro lado lo que me atrae”, continúa, “no solo crear por crear”. De hecho, ella considera que diseñar le resulta parecido a cocinar. “Hay que hacerlo con mucho cuidado y amor”, explica y, ocasionalmente, implica una disputa entre cocineros. "Todavía tenemos opiniones de diseño únicas", dice Hutton, "algunas veces trabajamos para convencer a los demás de algo, pero el resultado final es una armonía más interesante. El resultado es un diseño más fuerte".